Batalla de las flores. Laredo

29.08.2014 14:26

Pocos festejos existirán en el mundo que aglutinen el Arte, la Belleza, la Tradición y la Espectacularidad de la Batalla de Flores de Laredo. Surgida en 1908 a orillas del mar, hoy vive su época de mayor esplendor, con unas creaciones que cada año se superan en complejidad y laboriosidad hasta tapizar completamente de flor cada centímetro de las monumentales carrozas a concurso.

La fiesta del millón y medio de flores congrega cada último viernes de agosto a miles de espectadores en torno a la Alameda de Miramar para presenciar un espectáculo único. Las flores –dalias, margaritas y clavelón, principalmente-, colocadas de víspera con una destreza y mimo transmitidos de generación en generación entre jóvenes y mayores, casi confieren vida a unas espectaculares alegorías que estremecen por su grandiosidad, belleza y perfección. Auténticas obras de arte en tres dimensiones que deslumbran mientras deambulan disimulando en su aparente levedad las toneladas de peso que se ocultan en unas entrañas realizadas en armazón de hierro, madera y corteza de corcho.

Declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional, su contemplación atrapa irremisiblemente a quienes tienen el privilegio de acudir a una cita convertida en referencia para los amantes de experiencias inolvidables. Los carrocistas y sus cuadrillas de colaboradores trabajan durante diez meses para dejar ultimadas unas creaciones con las que aspiran a merecer el unánime aplauso del público y el rotundo éxito de la victoria en la votación del jurado.
Los campos de Laredo y sus alrededores son sembrados de dalias y clavelones en distintas variedades cromáticas que, en su momento de floración, ofrecen una sinfonía de colores y aromas propios de la que es considerada, a finales de agosto, como la Capital Mundial de la Flor. Su corte en los tres días previos al gran desfile garantizan su óptima frescura en la pista, aunque ello suponga trabajar a contrarreloj en una labor de precisión milimétrica, con trabajo pétalo a pétalo incluido, que culmina en la denominada Noche Mágica. Una fiesta, en definitiva, plena de magia y encanto. ¡No se la pierda!

Sitio oficial | www.laredoturismo.es/